Bastion Digital Argentina

Leé mejor, mirá diferente

Ingresá con

Ballotage 2015

@EleccionesUdeSA Profesores de Ciencia Política de la Universidad de San Andrés

En un año caracterizado por la multiplicidad de actos electorales, alianzas cruzadas entre cargos y provincias y cambios de bandos constantes, los electores demostraron estar a la altura: se informaron y meditaron su voto para cada elección y cargo. La estrategia de alianzas y en pasos del PRO le dio excelente resultado llevando a la presidencia a una formula sin radicales ni peronistas.

Francisco Resnicoff Especialista Jefe de Riesgo Político en Cefeidas Group

Existe bastante evidencia acerca del “voto económico”. Que un gobierno percibido como malo, ineficaz o poco receptivo a demandas sociales sea castigado en las urnas no es sólo una regularidad histórica, es también saludable en términos de funcionamiento del sistema político, porque debilita viejas falacias. Una de ellas es la falacia de la estructura omnipresente, que obliga a muchos a admitir que el votante es más racional y menos condicionado de lo que creen.

 
Lorena Moscovich Politóloga y profesora de la UDESA
Pedro Antenucci Lic. en Ciencia Política (UdeSA)

La primera vuelta permitió constatar una pluralidad de comportamientos por parte de los votantes bonaerenses, que meditan estrategias para diferentes cargos y fuerzas políticas. También hubo un recambio generacional de los intendentes. Y se mostraron las consecuencias de las PASO en la democratización de los partidos. En la provincia perdió el oficialismo y el corte de boleta fue grande entre los cargos de gobernador y de presidente: ¿qué pasó en los municipios?

 
Belén Fernández Milmanda Socióloga (UBA), Master en Ciencia Política (UTDT).
Hernán Flom Politologo

La idea de que las provincias metropolitanas votaron por Macri y las periféricas por Scioli parece correcta si miramos los resultados agregados. Pero se matiza al ver el voto por departamento. Los municipios agropecuarios en Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe se pintaron de amarillo, pero en las áreas metropolitanas los resultados fueron mixtos. Por eso, el clivaje centro-periferia tal vez no sea el eje articulador de disputas en la política argentina en los años venideros.

 
Ignacio Labaqui Politólogo

El promedio de la ventaja del ganador en las 42 elecciones latinoamericanas que se decidieron en segundas vueltas ha sido de 15%. La distancia de 8.6% que muestran las últimas encuestas no sugiere que haya una suerte de “ley de hierro de las segundas vueltas” según la cual en las últimas semanas de campaña las diferencias entre los candidatos se reducen. Al contrario, lo usual en las segundas vueltas latinoamericanas suelen ser las victorias por amplio margen.

María Laura Tagina Dra. Ciencia Política (Universidad de Salamanca)

En una reciente encuesta de Carlos Fara & Asociados, hecha en el Área Metropolitana de Buenos Aires, días antes de las últimas elecciones generales, le preguntamos a los votantes cuáles noticieros de TV miran para informarse sobre política. Cuando cruzamos esta información con la intención de voto, encontramos que 7 u 8 de cada 10 de los votantes de Scioli y Macri eligen informarse por medios oficialistas / opositores respectivamente.

 
Tomás Lanusse Lic. en Ciencias Políticas (UCA)

Las encuestas para la primera vuelta electoral mostraban un escenario similar al de las PASO, con una distancia de 8 o 9 puntos entre Scioli y Macri, y Massa lejos de entrar en un eventual ballotage. Esas tendencias se mostraron constantes hasta una semana antes de las elecciones. ¿Qué pasó? Las mismas encuestas generaron una reacción en el 10% del electorado bonaerense que modificaron los resultados esperables.

 
María Esperanza Casullo Dra. Ciencias Políticas (Georgetown University). Docente (UNRN)

Hay tres hipótesis que intentan explicar la migración del voto progresista a Cambiemos. La primera: Cambiemos es en realidad una fuerza en sí progresista que se preocupa por la educación pública, la salud pública y los valores republicanos. La segunda dice que este voto es más bien táctico, nacido del deseo de desterrar al kirchnerismo del poder. La tercera sostiene que el progresismo histórico no existe más en Argentina y que se viene un “liberalismo social”.

Raquel San Martín Editora del suplemento Ideas de La Nación

Si algo nos dejó la primera vuelta presidencial es que las encuestas se han vuelto poco predictivas del voto, el mapa de los votantes que estamos utilizando está desactualizado, y las variables que suelen orientar el discurso público sobre las elecciones están desenfocadas. Aprovechemos los inesperados resultados del domingo para repensar los métodos con los que tratamos de entender los procesos sociales y políticos.

Julio Burdman Doctor en Ciencia Política (Institut d'Études Politiques de Paris)

El 22-N no hay arrastre de boleta, ni partidos, ni sociología, ni geografía. Solo dos nombres en el cuarto oscuro, y el mandato de optar. Por fin una elección que la va a terminar ganando el que sepa convencer a la mayor cantidad de personas. Ahora deben callarse todos: el que debe confrontar con Macri es Daniel Scioli. Nada de spots, ni gabinete, ni militantes; este es un mano a mano entre ellos dos.

Páginas

Más en Bastión

BASTION en el mundo