Bastion Digital Argentina

Leé mejor, mirá diferente

Ingresá con

Sociedad

Sebastián Bonaudo Periodista que escribe y produce televisión
Hace once años que en Argentina se juega football americano todos los sábados, por los puntos. La liga se las arregla bastante bien para contar con un torneo de seis equipos de mayores y otro de menores, además de poseer su indumentaria correspondiente y accesorios reglamentarios de la misma calidad y marcas que usan los planteles de su mentora National Football League, NFL.
Walter Duer Escribo viajando y viajo escribiendo
A diferencia de lo que ocurre con otros emplazamientos turísticos más populosos en República Dominicana, El Portillo es un remanso de tranquilidad: en las cercanías de sus playas hay un único gran hotel del tipo all-inclusive (el Bahía Príncipe) y algunas pocas propiedades de locales, como el complejo de casas Portillo Beach Club. Gracias a esto, es posible recorrer sus arenas blancas sin tener que chocar con otros visitantes cada dos pasos.
Adrián Pertoldi Profesor en Periodismo (USAL)

Estudiantes y Gimnasia protagonizaron uno de los peores sucesos del fútbol argentino en los últimos años. Pese a los arrepentimientos y los pedido de disculpas, sin sanciones deportivas ni económicas se volverá a repetir. No se puede creer en la buena fe de los jugadores, que no son “lo más sano” del fútbol. El ADN del jugador argentino se porta cada vez más como un barrabrava que como un profesional. 

Pablo Ottonello Escritor y realizador visual
Un viernes de octubre, en el tercer piso de la Universidad, conocí a la mandolinista. Cantó una canción y se acompañó con un instrumento que muchos confundieron con un banjo. Cuando terminó de tocar, me acerqué. Le dije a la mandolinista que había sido músico. Soy ex guitarrista, le dije. No sé por qué me creyó. Quizás porque insistí demasiado y los iowanos son muy amables.
Walter Duer Escribo viajando y viajo escribiendo
Hacia 1970, Furio llegó de Italia hasta las Islas Galápagos para instalarse definitivamente. Primero, puso un restaurante, famoso en todo el archipiélago por incendiarse cada vez que Furio se ausentaba algunas semanas (lo que motivó todo tipo de especulaciones sobre sabotajes) y luego, en un terreno que adquirió junto a un inversionista inglés y que montó con un arquitecto ecuatoriano, montó las bases del hotel Royal Palm.
Walter Duer Escribo viajando y viajo escribiendo
Una de las cosas que más me gusta cuando llego a un hotel por primera vez es ver qué sorpresitas dejan en la habitación: algún bomboncito, frutas, un ticket con descuento para tomar un trago. En algunos hoteles me he encontrado con extravagancias. El Kaliko Beach, de Haití, tenía una advertencia: “No mate a las salamandras del baño, porque se comen a los mosquitos”. Y el Buena Vista Palace de Orlando, dejó un cartel al lado del agua: “No alimente a los cocodrilos”.
Iván French Médico emergentólogo (Médicos Sin Fronteras)

Una simple recorrida por los hospitales públicos de la Argentina sirve para concluir que atenderse en un hospital no es equivalente a recibir tratamiento sanitario. El acceso universal a la salud en Argentina es un mito. Cansado de ver cómo el Estado trataba la salud de poblaciones indígenas, el médico ginecólogo Jorge Gronda creó un programa para brindar servicios de atención médica de alta calidad para personas de bajos recursos llamado Sistema Ser.

Damián Misonik Lic. Ciencias Comunicación (UBA)

Fuera del cuadro de la cámara de TV, la Pulga no corre, camina. Camina, siempre, para el lado contrario al que lo hacen el resto de los jugadores. Parece ido, desatento, pero en ese gesto está expresando como pocos una Era. Muchos pibes de su generación, los Messi sin pelota, también parecen idos, fuera de juego, apáticos, ensimismados. Quizás, simplemente, están agazapados, escondidos en tu desatención. 

Nada más higienico para la paz familiar que evitar una discusión eterna con un dato preciso, irrefutable. Durante todo 2015, los autores de BASTION nos dejaron estudios e investigaciones que contradicen la mayoría de las verdades de perogrullo que se comentan, muchas veces maliciosamente, en las mesas de fin de año. Sírvanse a gusto. Y feliz 2016.

Páginas

Más en Bastión

BASTION en el mundo