Bastion Digital Argentina

Leé mejor, mirá diferente

Ingresá con

Cultura

Pablo Wahnon Periodista especializado en Ciencia, Tecnologia y Negocios

Este mes se cumplen 90 años de la visita de Albert Einstein a la Argentina. Su viaje es mucho más que una anécdota curiosa: por entonces, Einstein quería irse de Alemania y vino a la Argentina para ver si era posible radicarse aquí, donde tenía amigos personales. Pero el país no le gustó: fuimos lo suficientemente seductores para traer a Einstein, pero no como para retenerlo.

El modelo que Netflix fijó para House of Cards (estrenar toda la temporada completa) funcionó sabiendo incluso que millones de personas la "spoilearían" a diario. Pero cuando un relato está bien construido da exactamente igual si se conoce la historia de antemano o se conoce el final o los puntos de giro. El riesgo más grande con el modelo HOC era el tiempo que pasaba entre una temporada y otra. Sin embargo, el modelo funcionó.

Marcela Gonzalez Diseñadora gráfica

El diseño de vestuario en una película es una potente herramienta para definir la caracterización de un personaje. Diálogos fructuosos entre un director de cine y un diseñador de vestuario han convertido el estilo de algunos personajes en íconos visuales que persisten en nuestra memoria. Milena Canonero, que ganó el Oscar a Mejor Vestuario por The Grand Hotel Budapest, es la responsable de algunos de esos estilos imborrables en el cine.

Marco Sartorio Estudiante de economía (UTDT)

Nunca fui a un recital de Spinetta. Nunca lo vi en vivo, y tampoco lo voy a ver jamás. Como todavía no sé cómo convivir con tal falta el resto de mi vida, para aminorar la culpa escribo algo sobre él a modo de homenaje, a tres años de su muerte. Me interesa explicar por qué Spinetta fue un músico excepcional.

Pablo Ezequiel Balán Estudiante de PhD, Universidad de Harvard

La semana pasada visité el Museo de Arte de San Pablo, donde encontré una muestra que lleva por título “El Triunfo del Detalle”. “El sentido del arte, decía su curador, es uno de los indicios más fuertes del valor del artista”. Quedé embotado frente a la pintura, como a veces paso madrugadas interminables de insomnio mirando una y otra vez los mismos videos de René Lavand. Mientras nuestra época ofrece escasos incentivos para el desarrollo lento y detenido de la destreza, Lavand labró su personalidad con la misma obsesión que sus trucos. 

Páginas

Más en Bastión

BASTION en el mundo