Bastion Digital Argentina

Leé mejor, mirá diferente

Ingresá con

Cultura

"Tomé la decisión de dejar de escribir en 2010, pocos meses después de terminar mi novela Némesis. Pero no se lo dije a nadie hasta saber que era un hecho. Estuve sentado uno o dos meses tratando de pensar en otra cosa y me dije: Tal vez se acabó, tal vez se acabó. Leí a Dostoievsky, leí a Joseph Conrad, leí a Ivan Turgueniev. También releí a Faulkner y a Hemingway. Y después decidí releer mis propios libros, y empecé de atrás para adelante, analizándolos fríamente. Y pensé: hiciste las cosas bien. Pero cuando llegué El lamento de Portnoy había perdido el interés, y no leí los primeros cuatro libros. De modo que había leído todo ese material excelente y después había leído el mío y supe que no tendría otra buena idea, o que si la tenía, iba a tener que trabajar como un burro".

El escritor argentino Federico Falco acaba de terminar una residencia de escritura en Iowa City, junto a decenas de autores de todo el mundo. Y como conclusión de esa experiencia, fotografió las habitaciones de todos los participantes, justo antes de desmantelarlas y volver a sus lugares de origen. "Cada uno de nosotros intentó de alguna manera apropiarse de su espacio y armar un hogar en Iowa City. Por eso, antes de desmantelar y partir, pensé que sería bueno registrar estos cuartos de escritores"

Los sesenta y ocho minutos de Tempest, el nuevo disco de Bob Dylan, están dentro de los mejores en su canon, llenos de versos inmediatamente citables y funcionando como un instantáneo greatest hits extraído de varios discos editados en una dimensión alternativa. Aquí reaparecen y vuelven a mezclarse algunas de las motivaciones y motivos clásicos en la carrera de Dylan tratados, como lo viene haciendo desde 2001 con Love and Theft.

Páginas

Más en Bastión

BASTION en el mundo