Bastion Digital Argentina

Leé mejor, mirá diferente

Ingresá con

Twitter y los políticos porteños

María Lara Goyburu
Lic. Ciencia Política (UBA)

Becaria doctoral y docente (UBA). Docente de la Lic. en Administración Publica UNSAM. Cursó la Maestría en Ciencia Política en la Universidad Torcuato Di Tella. Investiga sobre gobernanza y responsabilidad corporativa, la planificación estratégica participativa, y las relaciones de coordinación intergubernamental.

Facundo Cruz
Magíster en Análisis, Derecho y Gestión Electoral (UNSAM)

Politólogo (UADE), Docente e investigador (UBA). Becario Doctoral (CONICET). Co-Director del Grupo de Investigación "Coaliciones Políticas en América Latina" (UBA).

-A A +A
Mar, 08-09-2015
La patria twittera está llena de información. En la semana previa a las elecciones para Jefe de Gobierno porteño, nos dedicamos a recabar toda la información contenida en más de 180 mil tweets y construimos dos redes: una con los mensajes que mencionaron a los partidos/coaliciones, y otra con todos los tweets que mencionaron a los candidatos. 

Twitter conecta y desconecta. Acerca y aleja. Genera odios y amores. Te sigo o no te sigo. Y, sobre todo, produce información clave para nosotros: te voto o no te voto. La patria twittera está llena de información. Así, nos animamos a algo: ¿qué dijeron los porteños en las últimas elecciones para Jefe de Gobierno? Aún hay tela twittera para cortar. Mucha.

En la semana que transcurrió del 31 de junio al 5 de julio nos dedicamos a recabar toda información contenida en más de 180.000 tweets, con los cuales construimos dos redes: una con todos los mensajes que mencionaron a los partidos/coaliciones que compitieron en la primera vuelta electoral (red partidaria), y otra con todos los tweets que mencionaron a los candidatos a Jefe de Gobierno (red de candidatos). Sorpresa: cada una presenta ciertas particularidades y diferencias que vale la pena resaltar. Para variar, los porteños dan la nota (electoral).

En la red partidaria se desataca un claro posicionamiento de los actores políticos: es más congruente. Esto es, se replica en la patria twittera la dinámica competitiva que se produce a nivel nacional en la Argentina: de un lado el FPV/PJ como oficialismo, del otro lado un conjunto de actores partidarios opositores. Las principales conexiones se producen entre candidatos, dirigentes, militantes y cuentas partidarias que están vinculados políticamente: así se construyen pequeñas comunidades políticas a partir de esas múltiples conexiones entre los usuarios. En el centro se destacan en azul la coalición ECO (radicales, socialistas y lilitos) y en amarillo pegado a la derecha los referentes locales del FPV/PJ (@Kicillofok, @FernandezAnibal y @nilda_garre). Aunque hay una separación clara entre las comunidades ECO y FPV/PJ, existen conexiones intermedias entre ambos. Allí aparecen @andresmalamud, @mecasullo y @andytow oficiando como puente entre ellas. Parece que los analistas nunca se quieren perder la diversión.

Los medios masivos de comunicación, enfocados en la búsqueda de noticias y en vender ejemplares el día siguiente, toman partido en la contienda y están claramente identificados con una u otra comunidad. @clarincom, @l_p_o y @infobae juegan con ECO, mientras que @AgenciaTelam lo hace con FPV/PJ. En cambio, los medios digitales en crecimiento y más enfocados en el análisis político local (como @El_Estadista) refuerzan el puente entre ambas comunidades.

Para quien se pregunte por la comunidad PRO, no se espante: brilla por su ausencia. Esto no significa que los twitteros PRO hayan perdido su trabajo, sino que no mencionaron a su coalición o partido en los mensajes emitidos. Esto se debe a una estrategia comunicacional 2.0 enfocada en hashtags con lemas de campañas concretos (#SigamosConElCambio) y menciones a los distintos candidatos, pero sin especificar el sello partidario. Hay evidencia para pensar que se diferencian tres estrategias digitales de construcción política: quienes necesitan instalar una etiqueta partidaria (ECO), quienes apelan a ella para ¿ganar? (FPV/PJ) y quienes solo necesitan un # para coordinarse (PRO). Panebianco, descorcha.

Ahí no termina el cuento. Podemos identificar dos tipos de twitteros: los dirigentes políticos y las cuentas partidarias, por un lado, y los militantes y adherentes, por otro lado. Acá, nuevamente, hay otra distinción no menor. La comunidad del FPV/PJ tiene en su corazón a dirigentes partidarios, mientras que los militantes digitales rodean y refuerzan los mensajes emitidos por los primeros. La comunidad ECO, en cambio, se construye a la inversa: el corazón lo ocupan los militantes y el refuerzo viene de parte de los dirigentes y de las cuentas partidarias.

Hay algo que sí nos llama poderosamente la atención. Algunos actores relevantes de la twitosfera no figuran dentro de una comunidad específica. @GugaLusto, @CFKArgentina y @Stolbizer hablan, pero lo hacen solos: no interactúan. Adicionalmente, la cara (y los rulos) de la renovación radical en CABA se encuentra mucho más cerca de la Presidente que de su madrina política (@elisacarrio). Perlitas de la patria twittera.

La red de candidatos, por su parte, muestra un comportamiento completamente distinto. Se acerca más una red incongruente; esto es, no hay diferenciación clara entre comunidades twitteras que repliquen la dinámica competitiva nacional: están todos mezclados, todos conviven, todos van a la misma despensa. Lo que sí se percibe es una dinámica política local: la izquierda y el FPV/PJ por un lado, y ECO y PRO por el otro. Macri, Carrió y Sanz, contentos.

Entonces, ¿qué nos dice la red de candidatos? Acá podemos asimilar las comunidades a la idea de barrios: las cuentas son los vecinos, quienes a veces comparten casa o viven a unos pocos metros unos de otros. El este es el barrio progresista: viven @IzquierdaSocialista, @chipicastillo, @myriambregman, @AgenciaTelam y @EdgardoRovira. En las afueras alquilan sus monoambientes, @PartidoObrero, @mecasullo y @radiodelplata. 

En el centro, el barrio está más desperdigado y es menos homogéneo en términos políticos. @GugaLusto, @UCRCapital y @Kicillofok aparecen tan cerca que podrían vivir en la misma casa en el Puerto Madero twittero. Los medios masivos de comunicación (@eltreceoficial, @lanacioncom, @todonoticias, @radiomitre y @perfilcom) y los analistas (@andytow, @ifidanza y @andresmalamud) no les quieren perder pisada y decidieron convivir bastante cerca. A unas cuadras a la derecha se mudaron @horaciolarreta y @DipRoyCortina. A la misma altura pero mucho más alejado, en un country con pocas conexiones, aparece @MauricioMacri.

En el oeste se cohesiona la oposición al gobierno nacional: los indignados de siempre. El centro del barrio está repleto de cuentas “fake” (@tumadreok, @relatodelpresente, @FinDeCicloK y @ColifataBack), y rodeado por periodistas y medios políticos opositores (@lanatappt, @PPT_oficial y @MendelevichP) y usuarios políticos relevantes (@cristianritondo y @PROArgentina). 

Tres perlitas jugosas para el cierre. Primera: @danielscioli vive en las afueras de los indignados. Alerta de bronca para @CFKArgentina. Segunda: @elisacarrio vuelve a sus raíces de izquierda y alquila en el barrio progresista. Tercera: @PROCapitalBA está lejos de todos los barrios, todas las comunidades y todas las interacciones. Se recluyó en el norte en uno de los anillos del conurbano. Solo.

¿Sorpresas? Twitter te las genera. Muchas y en cantidades. Si los actores siguen jugando a los 140, Twitter junta la info y nosotros seguimos generando redes. 

Mientras los CM no se den cuenta. Si no, todos se mudan de barrio.

  • nah
  • mmm
  • aprobada
  • aplausos
  • ovación

Más en Bastión

BASTION en el mundo