Bastion Digital Argentina

Leé mejor, mirá diferente

Ingresá con

La tragedia de España y el lumbago de Rajoy

Analista Político en Diario 16, Liverdades y La Réplica (España). Experto en RRPP y Comunicación Institucional. Licenciado ADE - Estudios de Postgrado en Urbanismo.

-A A +A
Mar, 08-08-2017
El crecimiento de la economía y del empleo en España no se está trasladando al poder adquisitivo de una mayoría de población. Las desigualdades ahogan a vastos sectores, en una pinza formada por el estancamiento retributivo y el constante aumento del coste de la vida.

La tragedia de España se ha escrito en letras con tinta de mentiras y traiciones. Como en muchos escenarios humanos, la épica de sus protagonistas resulta menos deslumbrante cuando las ruedas de los tiempos van poniendo a cada uno en su sitio. Es dramático comprobar que los corderos siguen recibiendo su castigo, aún sin conocer ni recibir las recompensas prometidas. Vocación de siervos. La difusión pública de la calidad de “interés público”, a la Fundación Francisco Franco, lo que supone fondos para llevar a cabo la apología de ese dictador, deja a las claras que no se ha producido una verdadera transición como afirma una mayoría de estudiosos. Las Cortes, el Madrid de siempre, monárquico o republicano, han sido el escenario de las vanidades efímeras de los cortesanos que se doblegan ante la mediocre clase que se aviene a traiciones a cambio de un sitio en el poder. Ya en 2003, a la Fundación Francisco Franco no se le obligó a devolver ni un euro de los 150.840, entonces sumaban 25,1 millones de pesetas, que había recibido del Ministerio de Educación y Cultura en los tres años anteriores. Todo, gracias a que el PP de Aznar, empleó su mayoría absoluta para rechazar las propuestas de los otros tres grupos presentes en la comisión de Cultura del Congreso. Así, la propuesta del PSOE, CiU y BNG, de retirar las subvenciones a esta fundación en tanto siga sin permitir el libre acceso de los investigadores a los archivos del dictador, quedaron sin efecto. Hace de esto 14 años. Pero no importa, hoy España se permite soportarlo casi todo, a cambio de nada. En el archivo de la Fundación, que cuenta con más de 30.000 fondos, hay documentación muy importante para entender lo que fue el franquismo, documentación del Estado Mayor, de la Dirección General de Seguridad, de diferentes Ministerios, de las Fuerzas Armadas, información sobre partidos políticos clandestinos, manuscritos de Franco, información que debería estar en archivos públicos, tales como el Archivo Histórico Nacional, en el Centro Documental de la Memoria Histórica o en el Archivo General de la Administración. Sin embargo, están en manos de esta asociación privada que defiende la dictadura franquista y la impunidad de los crímenes del franquismo. Una asociación, entiéndase bien, “cuyo objetivo prioritario es la difusión de la memoria y obra de Francisco Franco”. El gobierno del PP se niega a reclamar ese fondo documental y a explicar si continúa con las ayudas por otros conceptos. El Valle de los Caídos, que es un monumento a la exaltación de la dictadura, recibe 750.000 euros de dinero público para exaltar reuniones de extrema derecha. Allí están los restos de Franco. El PP y Ciudadanos han bloqueado una iniciativa parlamentaria para el traslado de los restos del dictador.

 

Escribo esto, porque los límites de la libertad vienen dados en España, y en el mundo en general, por el origen totalitario de aquellos que defienden a gobiernos corruptos. Como lo fue  el Franquismo Nacional-Católico que “Hazte Oír”, otra ONG filofascista, representa cuando agrede la libertad de decidir la opción sexual de los españoles. Esta gente a la que protegen, revísese la historia, encarceló, torturó y mató a miles de españoles. Pero, no durante la Guerra Civil solamente, lo hicieron, al más puro estilo estalinista, en la postguerra. Además, claro está, de reprimir la libre expresión de aquellos que tenían una visión humanista de la vida en paz. Todo, sin mencionar el aparato de enriquecimiento, empresarial y financiero montado a su alrededor. Origen de los capitales que subsidiaron la Transición. Durante el franquismo libertades pocas. El derecho al voto de las mujeres se restableció en 1976. Aunque recordemos que, en 1931 ya se reconoció en España el derecho al voto de las mujeres, y que Franco lo suprimió. La primera vez que pudieron ejercer ese derecho, durante la República, fue en las elecciones generales de 1933. El amigable Francisco Franco anuló las elecciones libres y, consecuentemente, tanto el sufragio masculino como el femenino. Posteriormente restauró ambos en el referéndum de 1966. Indicando que eran electores “todos los ciudadanos españoles mayores de veintiún años, sin distinción de sexo”. ​ Posteriormente en las elecciones para lo que llamaron “representación familiar en las cortes” se señalaba en el artículo cuarto de la convocatoria que “son electores los cabeza de familia y mujeres casadas”. En Argentina, de manera nacional, se pudo ejercer el 11 de noviembre de 1951.

 

Los datos no acompañan ni a los nostálgicos ni a los corruptos. El crecimiento de la economía y del empleo en España no se está trasladando al poder adquisitivo de una mayoría de población. Las desigualdades ahogan a vastos sectores, en una pinza formada por el estancamiento retributivo y el constante aumento del coste de la vida. Nada comparables al 30% de Macri, claro. Los últimos informes acerca de los costes laborales confirman un recorte de dos décimas en las nóminas en el primer trimestre de 2017. Esto, respecto al mismo período del 2016. La diferencia estriba en que mientras la inflación el pasado año era negativo, claramente deflacionaria, en este 2017 se  disparó al 3 %, aunque en junio se haya moderado a la mitad. Los pequeños indicadores son los que ocultan las grandes fisuras que soportan las buenas gentes. Las pensiones y los salarios precarios subsidian la corrupción.

 

Mariano Rajoy llegaba tarde, hoy 7 de agosto de 2017, a su cita veraniega con el monarca Borbón, en el Palacio de Marivent, en Palma de Mallorca. Al parecer, su espalda le está diciendo que no puede doblarse tanto como hasta ahora venía haciendo. Lumbagia democrática, dicen algunos. Las encuestas ya dan a la oposición números para gobernar. Justificar o difundir una visión idílica de aquél régimen dictatorial franquista, es ser cómplice de este modelo de país que administran sus herederos. No están los tiempos para permitir esa vuelta a aquellos oscuros y trágicos años. Ni siquiera como curiosidad sociológica se debería permitir la perniciosa y perversa difusión de las bondades de una España pobre, desigual e inculta. Por el contrario, muchos ciudadanos trabajan honestamente por una España mejor, más igualitaria y más justa. El modelo portugués está cruzando el Miño. Y, tomen nota, da resultados satisfactorios.

 

¿Tomará nota la oposición española? 

  • nah
  • mmm
  • aprobada
  • aplausos
  • ovación

Más en Bastión

BASTION en el mundo