Bastion Digital Argentina

Leé mejor, mirá diferente

Ingresá con

La PBA discriminada

Federico Muñoz
Master en Economia (Universidad Pompeu Fabra – Barcelona)

Licenciado en Economía (UNS). Titular de Federico Muñoz & asociados, estudio de análisis económico. www.fmya.com.ar

-A A +A
Lun, 14-09-2015
La discriminación que padece Buenos Aires en la distribución de fondos federales hizo que se la privara, durante 2014, de 3 mil millones de dólares extras, un volumen de fondos suficiente como para cuadruplicar el presupuesto ejecutado por la provincia en obra pública. Nunca en ocho años de gestión, el gobernador Scioli atinó a negociar estos fondos con el gobierno nacional.

En los últimos tiempos se ha cuestionado muy duramente a Daniel Scioli por la falta de inversiones en áreas claves como infraestructura, educación y salud. Sin ánimo de convertirnos en abogados defensores del gobernador, creemos que al analizar la política fiscal bonaerense no se puede soslayar un tema crítico: la innegable discriminación que padece Buenos Aires en la distribución de fondos federales.

En Buenos Aires vive el 42% de la población argentina; la provincia genera además el 41% del Ingreso Nacional; también alberga al 44% de los hogares con necesidades básicas insatisfechas (NBI). Vale decir que, siguiendo cualquier criterio racional y objetivo de reparto de fondos federales, sea devolutivo (Población y PBG) o redistributivo (población con NBI), Buenos Aires merecería recibir no menos del 40% de los recursos que Nación gira a las provincias*. Sin embargo el coeficiente bonaerense en la distribución secundaria de la coparticipación federal de impuestos es de apenas 21,7%, consumando una discriminación flagrante. 

cuadro1

* En todas las variables se excluye a CABA, pues no participa de la distribución secundaria del régimen de coparticipación fiscal

En 1992, esta manifiesta inequidad que sufría la provincia intentó ser mitigada con la instauración del Fondo de Reparación Histórica del Conurbano Bonaerense; una caja conformada con el 10% de la recaudación del Impuesto a las Ganancias. Pero a comienzos de 1996, y a partir de un cambio de las relaciones de poder al interior del peronismo, el Congreso impuso un techo nominal a lo que Buenos Aires recibiría de ese fondo; $650 millones; el excedente se repartiría entre las restantes 22 provincias según los coeficientes de distribución secundaria de la coparticipación. Inicialmente, aquel techo no era operativo; pero tras la devaluación de 2002 y el ingreso a un régimen de alta inflación, la recaudación de Ganancias comenzó a crecer ágilmente. Así, la progresiva licuación de su cuota fija, hizo que Buenos Aires hoy reciba apenas el 2,4% de "su" Fondo del Conurbano y que diecisiete provincias reciban un monto superior.

federico muñoz

Por lo expuesto, el Fondo del Conurbano ya no mitiga la discriminación contra Buenos Aires en el reparto de los fondos federales, sino que la acentúa. Si tomamos el total de las transferencias automáticas de la Nación a las provincias (incluyendo Coparticipación, Fondo del Conurbano y otras partidas), Buenos Aires recibió en 2014 apenas el 19% de los giros; casi tres puntos menos que lo que dispone la coparticipación y menos de la mitad de lo que –en justicia- le correspondería.

3

Ahora bien: ¿Cuánto le cuesta a Buenos Aires semejante discriminación en el reparto de fondos federales? 

Tomemos como parámetro de referencia al año 2014. Si Buenos Aires hubiera recibido una proporción más razonable –digamos, el 37%- de los recursos coparticipables en lugar del 21,7%, sus ingresos habrían sido casi $30.000 millones mayores; esto es, un 18% más que los que verdaderamente obtuvo. Alternativamente, si no hubiese existido el absurdo límite nominal de $650 millones y la provincia hubiese dispuesto de la totalidad del Fondo del Conurbano, sus ingresos habrían crecido en $26.000 millones; un 16% más. Vale decir: cualquiera de estas dos opciones habría engrosado sus ingresos en el equivalente a más de US$3.000 millones, un volumen de fondos suficiente como para cuadruplicar el presupuesto ejecutado por la provincia en obra pública. 

Buenos Aires: Escenarios Fiscales 2014 con cambios hipotéticos 

en el reparto de recursos federales  ($ millones corrientes)

4

Lo expuesto hasta aquí puede interpretarse como una defensa a la gestión de Daniel Scioli. De alguna manera lo es: sostenemos que no se puede cuestionar la baja inversión pública provincial sin tener en cuenta la fuerte discriminación que padecen los bonaerenses en el reparto de fondos federales.

Dicho esto, cabe afirmar que el gobernador cometió un pecado imperdonable: en ocho años al frente de la Provincia no le hemos escuchado siquiera una vez alzar la voz para denunciar esta injusticia flagrante y, mucho menos, negociar su reparación con el gobierno nacional.

 
  • nah
  • mmm
  • aprobada
  • aplausos
  • ovación

Más en Bastión

BASTION en el mundo