Bastion Digital Argentina

Leé mejor, mirá diferente

Ingresá con

El método y la voluntad

Sebastián Zírpolo
Periodista

Lic. en Comunicación Social en la Universidad del Salvador. Escribe en la revista Brando. Trabajó y colaboró en los diarios Perfil, Ambito Financiero, Infobae y El Cronista, y en la revista Noticias. Ex Director editorial de BASTION Digital.

-A A +A
Sáb, 12-07-2014
Todo lo que le pedíamos al fútbol argentino, y de lo que el fútbol argentino carece, lo tiene el fútbol alemán. Mañana se enfrentan dos métodos de trabajo y, exagerando, dos modos de vivir. La planificación, el largo plazo, la inversión y la obsesión por los detalles, versus la voluntad de un grupo de personas que se sobreponen y le ganan a un contexto que los deprime.

Cuando terminó la semifinal con Holanda, di por perdida mi apuesta con Juan Pablo Varsky. Releí su artículo y todos sus argumentos, uno por uno, explican por qué Argentina hoy es finalista del Mundial. No importa cómo salga el partido de mañana, es una circunstancia. Juan Pablo ganó, él tenía razón y yo no. Como una cosa no puede ser y no ser al mismo tiempo y bajo las mismas circunstancias, mi argumento de que es imposible que una institución (en este caso el fútbol argentino) alcance un resultado por el que no hizo nada, falló.

Pero tampoco es así.

Paradójicamente, mi argumento se reivindica en Alemania. Todo lo que le pedíamos al fútbol argentino, y de lo que el fútbol argentino carece, como previsibilidad, largo plazo, gestión transparente, en fin, todo lo que termina haciendo que una institución, cualquiera que sea, alcance un objetivo, lo tiene el fútbol alemán, que hoy también es finalista mundial. Copio y pego este cable de AFP:

 “Sea cual sea el resultado del partido, el Mundial 2014 habrá evidenciado de nuevo la regularidad única al más alto nivel del grupo de Joachim Löw. Tras perder 3-0 contra Croacia en cuartos de final del Mundial de 1998, la Federación Alemana (DFB), después de haber observado los sistemas instaurados por Francia y Holanda, apoyó económicamente ligas de distritos para “intensificar la formación” de los jóvenes de 11 a 17 años. Este nuevo planteamiento está recogido en un documento denominado “Programa de formación de talentos”. Pero dos años después, la eliminación en la primera ronda de la Eurocopa 2000 (un empate y dos derrotas) tuvo un efecto acelerador. La formación está desde entonces orientada al alto nivel, con la creación de escuelas de fútbol en todo el país y la subvención de centros de formación dependientes de los clubes profesionales. A partir de 2002, el “Programa de formación de talentos” reduce sus efectivos de 22.000 a 14.000 jóvenes con el objetivo de mejorar su preparación. De esta estructura provienen numerosos jugadores de la selección actual; Manuel Neuer, Per Mertesacker, Toni Kroos, Jerome Boateng, Mesut Özil, Thomas Müller o André Schürrle”.

Sigue AFP: “A la pesadilla de la Eurocopa 2000 le siguió la gran actuación en el Mundial 2002 (derrota en la final ante Brasil). Pero el torneo continental de 2004 reservaba una nueva decepción para la Mannschaft , con otra eliminación en primera ronda que obliga al seleccionador Rudi Völler a dimitir. Le sustituyó en el cargo otro delantero de leyenda, también campeón mundial en 1990, Jürgen Klinsmann, que no tenía experiencia como técnico de élite. A partir de entonces la revolución en la federación está acompañada de la de Klinsi, que actualiza el esquema germano para ofrecer una perspectiva más ofensiva, con instrumentos y métodos científicos importados de Estados Unidos. Klinsmann tenía como adjunto a un técnico de segunda fila con el que compartía su gusto futbolístico, Löw, y el dúo comenzó a promocionar a los nuevos talentos”.

En la otra punta de la galaxia, el director técnico de las selecciones juveniles de Argentina y muy probablemente futuro presidente de la AFA, quedó sospechado de revender entradas del Mundial, y el técnico de la Selección avisó a través de su manager que cuando termine el partido del domingo renuncia aunque salga campeón. Cuando los periodistas reconstruyeron las razones de esta salida, contaban que el tipo sufre mucho, que le cuesta dormir, y que se despierta agobiado en medio de la noche debatiéndose entre tal o cual decisión. Más allá de que la responsabilidad es grande, el sufrimiento de este hombre desnuda que no tiene nada sobre la cual respaldarse. Podría pasarme diez días escribiendo los desmanejos de la AFA que conspiran contra este presente de la selección. Creo que nos entendemos, y que no hace falta que lo haga.

Mañana se enfrentan dos métodos de trabajo y, exagerando, dos modos de vivir. La planificación, el largo plazo, la inversión y la obsesión por los detalles, versus la voluntad de un grupo de personas que se sobreponen y le ganan a un contexto que los deprime. En un mail privado, Juan Pablo, que viene teniendo razón en todo, me respondió también sobre esto, sobre si es posible que este grupo de futbolistas se ponga por encima de una realidad que hizo todo lo posible para que no llegaran a donde están. El lunes les cuento qué me dijo.

Fuente imagen: diariopanorama.com

Danos un "Me gusta" en Facebook y seguinos en Twitter.

Registrate para hacer comentarios y recibir nuestra newsletter.

Si vos también tenés algo que decir, decilo en BASTION Digital

  • nah
  • mmm
  • aprobada
  • aplausos
  • ovación

Más en Bastión

BASTION en el mundo