Bastion Digital Argentina

Leé mejor, mirá diferente

Ingresá con

El cartel de Precios Cuidados

Guillermo Sabbioni
Ph.D. in Economics (University of Florida)

-A A +A
Lun, 12-05-2014
El programa de Precios Cuidados es análogo a los tradicionales intentos de cartelización: requiere la recolección y procesamiento de información competitiva y sensible, y el posterior establecimiento coordinado de los precios. Si lo que se pretende es conseguir precios bajos, lo mejor que puede hacerse es fomentar la competencia. Y los Precios Cuidados hacen precisamente lo contrario.

Dado que la lucha contra los monopolios y oligopolios parece ser un elemento fundamental de la política económica de este gobierno, el programa de Precios Cuidados no deja de sorprender.  La implementación de los Precios Cuidados requiere de una coordinación y un procesamiento de información muy superior a la de cualquier cartel o acuerdo colusorio que haya existido en el pasado.  Sin ir más lejos, la cantidad de información que compartían las empresas cementeras argentinas durante el acuerdo colusorio sancionado por la CNDC parece insignificante cuando se la compara con los datos que hoy se procesan en el marco del programa de Precios Cuidados.

Dicho de otro modo, el programa de Precios Cuidados es análogo a los tradicionales intentos de cartelización, en el sentido de que requiere la recolección y procesamiento de información competitiva y sensible de un gran número de competidores, y el posterior establecimiento coordinado de los precios que cada empresa cobrará.  Si lo que se pretende es conseguir precios bajos—o que no suban tanto—lo mejor que puede hacerse es fomentar la competencia, en vez de restringirla.  Y los Precios Cuidados logran precisamente limitar y restringir la competencia entre empresas.  La razón es que los precios establecidos de manera coordinada (ya sea directamente entre competidores, o con la ayuda de un intermediario "facilitador") aseguran el mantenimiento del status quo.  En consecuencia, se termina bloqueando el funcionamiento del principal mecanismo de presión a la baja sobre los precios: la competencia.

Sobre este punto en particular, a veces escuchamos voces de escepticismo, dudando acerca del impacto efectivo que la competencia tiene sobre los precios.  Como respuesta a esa inquietud, la existencia de dicho impacto se pone en evidencia ante la posibilidad de una mayor apertura de la economía al ingreso de bienes importados.  El rechazo categórico del empresario promedio a una política de este tipo confirma rotundamente que la competencia presiona los precios a la baja.  (Esto no quiere decir que estemos proponiendo dicha apertura irrestricta, sino que la reacción de los empresarios ante dicha posibilidad es una muestra elocuente de que la competencia ejerce una presión bajista sobre los precios).

En resumen, dada la evidencia contundente respecto del efecto que tiene la competencia sobre los precios, y suponiendo que el gobierno quiera lograr que los precios bajen—o que no suban tanto, en un contexto inflacionario—lo lógico sería fomentar la competencia en vez de impedirla.  Lo que más necesitamos para disciplinar a las empresas—en el buen sentido de la palabra—es competencia interna y/o externa, como ellas mismas  ponen de manifiesto habitualmente ante la eventualidad de una mayor apertura a la importación.  Por lo tanto, el gobierno hace muy bien en luchar contra los monopolios y oligopolios—utilizando la legislación que existe para tal efecto—pero erra al insistir con los Precios Cuidados.  Este programa es un obstáculo a la competencia, con lo cual debemos abolirlo si pretendemos que en el largo plazo los precios bajen—o no suban tanto, en un contexto inflacionario.

Fuente imagen: radionacional.com.ar

Danos un "Me gusta" en Facebook y seguinos en Twitter.

Registrate para hacer comentarios y recibir nuestra newsletter.

Si vos también tenés algo que decir, decilo en BASTION Digital.  

  • nah
  • mmm
  • aprobada
  • aplausos
  • ovación

Más en Bastión

BASTION en el mundo