Bastion Digital Argentina

Leé mejor, mirá diferente

Ingresá con

El acuerdo de precios es ilegal

Guillermo Sabbioni
Ph.D. in Economics (University of Florida)

-A A +A
Jue, 02-01-2014
En 2005 el Ministerio de Economía acusó a las principales empresas cementeras de acordar precios y dividirse el mercado durante años. En aquel dictamen el Gobierno denunció los mismos mecanismos que está implementado en el actual “acuerdo voluntario de precios”, violando así la Ley de Defensa de la Competencia. 

En un dictamen emitido en 2005, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) concluyó que las principales empresas cementeras del país habían violado la Ley de Defensa de la Competencia al acordar precios y dividirse el mercado durante años. Cuando se analiza el dictamen en detalle, surgen muchas similitudes entre el acuerdo de las cementeras y el actual “acuerdo voluntario de precios”, que nos ponen en presencia de una paradoja: mientras que el acuerdo colusorio de las cementeras fue castigado por el Ministerio de Economía—a través de la CNDC—el actual acuerdo es impulsado por dicho ministerio.

Las similitudes entre el acuerdo de las empresas cementeras y el que acaban de firmar el gobierno con las empresas alimenticias sugieren que éste último estaría violando la Ley de Defensa de la Competencia, la cual establece que coordinar precios es ilegal. En otras palabras, el Ministerio de Economía estaría violando la legislación destinada a resguardar el bienestar económico general, de cuyo cumplimiento debe ocuparse el propio ministerio.

Según el dictamen de la CNDC del 2005, el sistema estadístico que había montado la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP) se convertía en una plataforma que permitía el intercambio de información entre competidores, facilitando el establecimiento de acuerdos colusorios tácitos en el futuro. En el caso del flamante acuerdo de precios impulsado por el gobierno, el propio Ministerio de Economía estaría recopilando información competitivamente sensible, de la misma manera que lo hacía la AFCP en el caso de colusión de las cementeras. En virtud de esto, el actual acuerdo estaría favoreciendo la posibilidad de que exista colusión futura, debido a que las empresas estarían compartiendo información competitivamente sensible—aun cuando el contacto entre ellas sea a través de un intermediario.

Adicionalmente, en el mismo dictamen la CNDC resalta la importancia que en los acuerdos ilegales de precios tiene el monitoreo, de manera de permitir que se sostengan en el tiempo. En el caso del cartel de las cementeras, el sistema estadístico implementado por la AFCP permitía auditar que el acuerdo era cumplido por los participantes. De la misma manera, en el acuerdo actual existiría también un monitoreo (“en tiempo real”), llevado a cabo a través de la AFIP, de manera de corroborar que los precios no se desvíen de los valores preestablecidos. Es interesante destacar que el mero hecho de que exista un mecanismo de control no hace más que confirmar que existe un acuerdo por detrás, que es ilegal según la LDC, y que tiene efectos perjudiciales para el bienestar económico, tal cual expresa la CNDC.

En resumen, resulta curioso que el Ministerio de Economía multe a las cementeras que impulsaron un acuerdo de precios, y que al mismo tiempo impulse y coordine un acuerdo de precios para 187 productos. El paralelismo entre ambos procesos es llamativo e invita a la reflexión, por dos razones: (i) debido a la gravedad institucional que estaría implicando; y (ii) debido a los perjuicios ocasionados a los consumidores, tal cual lo describe el propio Ministerio de Economía a través de la CNDC.

Fuente imagen: stopenlinea.com.ar

Danos un "Me gusta" en Facebook y seguinos en Twitter.

Registrate para hacer comentarios y recibir nuestra newsletter.

Si vos también tenés algo que decir, decilo en BASTION Digital

  • nah
  • mmm
  • aprobada
  • aplausos
  • ovación

Más en Bastión

BASTION en el mundo