Bastion Digital Argentina

Leé mejor, mirá diferente

Ingresá con

Cómo asegurar los beneficios de Vaca Muerta

Alfredo Fernández Sivori
Ex Presidente de ExxonMobil en Argentina

-A A +A
Lun, 30-01-2017
El acuerdo sindical-empresarial para incorporar el concepto de la productividad es necesario, pero no suficiente. ¿Qué va a ocurrir en caso que los hidrocarburos lleguen a los valores del 2007 y 2008, cuando el crudo alcanzó los valores de U$D140/barril? Hay una urgente necesidad de hacer un acuerdo de largo plazo entre todos los actores del desarrollo de Vaca Muerta.  

El commodity de mayor transacción en el mundo es el de los hidrocarburos, es decir petróleo y gas.   Solo pensemos que el mundo consume alrededor de 92 Millones de barriles por día (184 veces el consumo de Argentina), y el país que más demanda, que es EEUU con 24 Millones de barriles por día, produce alrededor de 10 Millones de barriles. Además los grandes centros de consumo (los países del OECD) están alejados de las regiones con las mayores reservas como los países árabes.  Entonces, no sólo el petróleo y gas es el mayor commodity del mundo por el volumen requerido, sino también por la necesidad de los países de transportarlo e importarlo para asegurar la energía necesaria para que cada país pueda realizar sus tareas habituales. 

En este contexto se ubica Vaca Muerta que es la segunda reserva mundial de Shale gas y la cuarta de Shale oil. Vaca Muerta alcanza para cubrir el déficit de gas natural de Argentina, que es aproximadamente el 30% del consumo y por sus reservas juega a nivel mundial como un futuro gran exportador de gas. El desarrollo de Vaca Muerta implica más de 200 cosechas actuales argentinas y más de 20 PBIs Argentino.  

El gobierno anterior equivocó su política energética y una de las medidas erróneas que tomó, fue la de sostener el precio del petróleo localmente con la esperanza de mantener los niveles de inversión en Vaca Muerta, además de evitar conflictos laborales y sociales. El gobierno actual continuó con esta práctica, pero por lo menos se lo ha notado incómodo con esta situación, reconoció el problema y está dando pasos para solucionarlo. 

Este precio sostén era un mero acuerdo entre compañías lideradas por YPF, con posición dominante en el mercado, pero sin ningún marco legal.  Obviamente, todos los inversores necesitan reglas de juego claras, duraderas y con legislación que la sustenten, y un acuerdo de precios es modificable por la sola decisión del gobernante o ministro de turno. 

Es así que las empresas e YPF en particular, tuvieron que empezar a parar torres de perforación y producción propias y de empresas contratistas. Con el fin de evitar reclamos gremiales e inestabilidad social, YPF pagó sueldos de personal propio y de terceros que no trabajaban.  Esta situación se hizo insostenible.

La gran virtud sindical fue darse cuenta que una actitud confrontativa no iba a solucionar el problema de fondo. Es así que el gremio petrolero de Neuquén aceptó reabrir el convenio Colectivo de Trabajo para incorporar el concepto de productividad y acercar los costos laborales a los mundiales.  

Al fin y al cabo el precio de un commodity se establece por el libre juego de la oferta y demanda a nivel mundial. En el caso de Argentina, además tenemos el efecto del flete que nos juega en contra, ya que los precios se establecen en los grandes centros de transacción como ser Golfo de México, New York o Hamburgo, entonces tenemos que vender nuestros productos descontando el flete.  Esto requiere de un esfuerzo mayor. 

La pregunta es si el Sindicato lo hizo a conciencia u obligado por las circunstancias.  En mi opinión fue un poco de ambas cosas, pero sin ninguna duda que la realidad superó los dogmas, prendió la luz de alarma, lo que permitió negociar.  

La flexibilización laboral acordada busca que las condiciones laborales se alineen  con las globales, es decir como debe ser cuando se trabaja como un commodity, se elimina la hora taxi, se revé el tema del trabajo por fuertes vientos, los operarios pueden hacer más de una tarea, eliminación de tiempos muertos, etc.

Es preocupante ver que el resto de los gremios petroleros (los del sur en especial, ya que sufren los mismos problemas) y los gremios en general en vez de salir a apoyar estas medidas, han sido críticos.  Argentina tiene que ser reinsertada en el mundo y esto no es una tarea fácil, ni de corto plazo.  Los principios de productividad se aplican a todos los rubros.  

Ahora bien un commodity implica que los precios tienen que ser competitivos, por lo que los costos tienen que serlo también y no sólo el esfuerzo tiene que ser hecho por los trabajadores.  El Gobierno Nacional y Provincial tienen que hacer su aporte, como así también las empresas.

El Gobierno Nacional hizo parte de su esfuerzo eliminando los derechos de exportación al petróleo crudo, sus derivados y al gas natural.  El próximo paso va a ser el de liberar totalmente los precios internos una vez que los precios internacionales de petróleo y gas se alineen con la paridad de importación.   Para esto no falta mucho, y en ese momento el concepto de productividad va a ser más importante y permanente. 

La gran tarea pendiente por parte de los Gobiernos es la revisión y  eliminación de impuestos distorsivos (impuesto a los débitos, reformar el impuesto a los ingresos brutos, disminuir el IVA, revisar el Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC), etc.). Reconozcamos que es muy difícil que lo hagan, ya que afecta al resto de las industrias y además los Gobiernos necesitan de estos recursos fáciles de recolectar,  mientras haya un abultado déficit fiscal. Pero el concepto de productividad debiera abarcar al Estado y a todas las áreas económicas del país.   

Las empresas también tienen que hacer su esfuerzo a través de la utilización de capitales para hacer inversiones de riesgo y traer la mejor tecnología disponible.  En este sentido hay que recordar que la inversión requerida para desarrollar Vaca Muerta está calculada en 15000 Millones de Dólares anuales.

En este punto, es importante notar que este nivel de inversión va a hacer de Vaca Muerta un desarrollo que va a tender a impulsar el tipo de cambio para abajo y a generar muchos puestos de trabajos en desmedro de otros.  En otras palabras el desarrollo de Vaca Muerta puede tener efectos negativos colaterales en otras industrias, como la agropecuaria, que hay que analizar.   Hay algunas voces que están levantando este punto, pero no hay una iniciativa para tomar decisiones que aseguren el uso racional de los recursos obtenidos en el largo plazo.

Argentina ha sido siempre cortoplacista y los ingresos de Vaca Muerta conllevan el riesgo de ser utilizados por el gobierno de turno para su provecho. Es urgente crear un ambiente donde se sienten el gobierno, los partidos políticos de la oposición, los sindicatos y las ONGs a discutir el futuro de Vaca Muerta para crear la legislación que más le convenga al país en el largo plazo.  La experiencia noruega es una buena solución, hay que adaptarlo a la realidad argentina y darle una dirección a su utilización en obras de infraestructura, pero nunca a ser usado como recurso para los gastos de cuenta corriente del Estado. La legislación que se logre, debe ser realizada de tal manera que de una seguridad jurídica al desarrollo del recurso y que perdure mas allá del gobierno de turno. 

La gran pregunta que hay que hacerse es: ¿qué va a ocurrir en caso que los hidrocarburos lleguen a los valores del 2007 y 2008, cuando el crudo alcanzó los valores de U$D140/barril?  ¿O en el 2013 o principios del 2014 donde los precios llegaron a los U$100/barril?.  Lamentablemente en ese momento volveremos al concepto de vacas gordas y cada jugador va a buscar su oportunidad.  Los gobiernos van a querer cambiar las reglas de juego para quedarse con más renta petrolera, los gremios posiblemente se olvidarán del concepto de productividad y buscarán aumentos de sueldo y las empresas se escudarán en el concepto de seguridad jurídica para resguardar más ganancias y amenazarán con parar las inversiones, y todo este esfuerzo se desvanece hasta que los precios de crudo y gas vuelvan a caer como pasó en el 2008 y en el 2014, situación que aún hoy continua, pero con precios internacionales subiendo.  Es decir, ¿cuánto falta para que todo este gran esfuerzo de incorporar conceptos de productividad sea puesto a prueba?  

Esto refuerza el concepto de la urgente necesidad de hacer un acuerdo de largo plazo entre todos los actores del desarrollo de Vaca Muerta.  De no ocurrir esto, lamentablemente me permito opinar que este cambio fue producto de las circunstancias, que tuvo como gran logro verificar que la problemática y sus soluciones son conocidas por los distintos jugadores, pero el cortoplacismo prevalecerá ante un aumento global de precios y estos importantes acuerdos de largo plazo se romperán.  Ojalá me equivoque. 

  • nah
  • mmm
  • aprobada
  • aplausos
  • ovación

Más en Bastión

BASTION en el mundo