Bastion Digital Argentina

Leé mejor, mirá diferente

Ingresá con

Sobredosis cool

Walter Duer
Escribo viajando y viajo escribiendo

Nací en Buenos Aires en 1974. Me dedico al periodismo desde 1992 y al periodismo de viajes desde 2004. Soy autor de Boca, el libro del Xentenario (Planeta, 2004), Marcados por el destino (Asunto Impreso, 2006), Manual del buen judío (Sudamericana, 2007), Judíos in love (Sudamericana, 2009) y Fulbo (Asunto Impreso, 2012), entre otros libros. 

-A A +A
Sáb, 15-10-2016

Un bar llamado Blue View auspiciado por la empresa de bebidas Bombay. Una pequeña piscina. Vistas fantásticas del Paseo de Gracia. Mozos alegres y desacartonados. Menú que se presenta en forma de lámpara cúbica ubicada en cada una de las mesas. Efectivamente, es probable que no exista un lugar más cool en todo Barcelona que la terraza del hotel Casa Fuster.

La creación de la casa podría ser causal de divorcio para la mayoría de las parejas del mundo, en especial para aquellas en las cuales la parte femenina no recibe presentes de la masculina ni siquiera en las fechas obvias, como cumpleaños o aniversarios: el señor Fuster decidió regalarle una casa a su esposa, Consuelo, hija de un marqués. Para eso, compró una de las esquinas más bellas y mejor ubicadas de toda la ciudad. Obtuvo los permisos para derribar la construcción existente en 1905 y contrató al arquitecto modernista catalán Lluís Domenech i Montaner, que finalizó su trabajo en 1908. Por si semejante pollerudismo no hubiese sido suficiente, el bueno de Fuster mandó a instalar una roseta en la puerta de entrada con las iniciales “CF” (el apellido de Consuelo era Fabra).

El sitio fue reconvertido en hotel en 2004 y los trabajos de restauración respetaron a rajatabla la majestuosidad original del predio, a tal punto que cuando uno ingresa en el lobby lamenta no haber llegado en un carruaje dorado. Ni que hablar de las habitaciones: cada detalle está cuidado para que la experiencia cool del visitante alcance el cenit.

El problema con lo cool es, precisamente, que puede pasarse de rosca. El menú de la terraza ofrece una serie de tapas, entre ellas unas berenjenas empanadas con mayonesa Salvorina (nota de honor del autor: el nombre de la mayonesa era otro que no recuerdo y que, por alguna razón que no logro develar, no anoté en ningún lugar, pero Salvorina sirve a efectos de la narración).

Como tengo una aversión histórica a los pescados, suelo consultar a nivel TOC sobre todos los ingredientes que contienen las comidas cuyo nombre no conozco. Llamé al mozo.

- Disculpe… ¿Qué es la mayonesa Salvorina?

- ¿La mayonesa qué? –recibí, estupefacto, la respuesta.

- Salvorina… Allí dice en el menú…

El mozo tomó el menú y lo acercó y alejó de su rostro, como tratando de hacer foco. Una vez que vio la Salvorina dijo “era verdad” para sus adentros, como confirmando que no estaba yo tratando de hacerle una cámara oculta, y, al igual que Renato Pasalaqua, el Contra que inmortalizó Juan Carlos Calabró, le gritó al hombre que estaba detrás de la barra: “¡Pedro! ¿Qué tiene la mayonesa Salvorina?”. Pedro se limitó a encoger de hombros. “¿Y eso qué es?”

Consciente de que la situación había escalado a un punto en el que el cliente no debía percibir el desconcierto generalizado, el mozo se acercó hacia Pedro y, entre los dos, comenzaron a deliberar en voz baja. Al cabo de un rato, el mozo volvió.

- Está hecha con lima –me dijo.

- ¡Con lima! –gritó Pedro desde atrás, para certificar la veracidad de lo dicho por su compañero.

Agradecí y pedí una porción. Sabía que estaba jugando ruleta rusa gastronómica, que Pedro y el mozo no tenían ni idea de qué tenía la mayonesa y que la probabilidad de que hubiera pescado picado entre los ingredientes era exactamente equivalente a la de que no hubiera. Sonreí, mojé una berenjena en mayonesa Salvorina y la mandé directamente hacia la garganta, tratando de evitar cualquier pasaje por las papilas gustativas. Nunca es recomendable perder la compostura cool en un ambiente cool. Y es muy difícil sostenerla cuando uno vomita en público.

  • nah
  • mmm
  • aprobada
  • aplausos
  • ovación

Más en Bastión

BASTION en el mundo