Bastion Digital Argentina

Leé mejor, mirá diferente

Ingresá con

Inclusión en vez de redistribución

-A A +A
Mar, 03-02-2015

La cuestión de la creciente desigualdad de ingresos tuvo una importante presencia en el Foro Económico Mundial de Davos este año. Como bien se sabe, la economía de Estados Unidos ha crecido significativamente en los últimos treinta años, pero no así el ingreso familiar medio. El 1% más alto (de hecho, el 0,01% más alto) ha captado la mayor parte de las ganancias, algo que es improbable que las sociedades continúen tolerando por mucho tiempo más. Muchos temen que éste sea un fenómeno mundial originado por causas similares en todas partes, como argumenta el famoso libro de Thomas Piketty. No obstante, esta proposición puede ser peligrosamente engañosa. Es crucial diferenciar la desigualdad de la productividad entre empresas de la desigualdad en la distribución del ingreso dentro de una empresa. La batalla tradicional entre trabajo y capital se ha dado al interior de esta última: tanto obreros como empresarios han luchado por mejorar su tajada de la torta. Pero existe una profunda y sorprendente desigualdad de la productividad entre empresas, por lo que el tamaño de la torta a distribuir tiene enormes variaciones. Esto se relacionan con una característica particular de la producción moderna: el hecho de que requiere de numerosos insumos complementarios, que incluyen no sólo materias primas y maquinaria, las que se pueden enviar de un lugar a otro, sino también mano de obra especializada, infraestructura y reglas, las que no se pueden trasladar fácilmente y por lo tanto deben localizarse en un mismo espacio físico. La escasez de cualquiera de dichos insumos puede acarrear consecuencias desastrosas para la productividad. Esta complementariedad hace que muchos lugares del mundo en desarrollo no sean aptos para la producción moderna porque carecen de ciertos insumos clave. Incluso dentro de ciertas ciudades, las zonas pobres están tan desconectadas y tienen tantas carencias que su productividad es extremadamente baja. 

Dadas las restricciones de la productividad, la redistribución es sólo paliativa y no curativa. Para solucionar el problema se requiere invertir en inclusión, dotando a la gente de capacidades y conectándola a insumos y redes que la hagan productiva.Un crecimiento inclusivo puede generar una sociedad más próspera e igualitaria, mientras que la redistribución puede no beneficiar ni a la inclusión ni al crecimiento.

  • nah
  • mmm
  • aprobada
  • aplausos
  • ovación

Más en Bastión

BASTION en el mundo