Bastion Digital Argentina

Leé mejor, mirá diferente

Ingresá con

Dos cabezas (diferentes) piensan mejor que una

Delfina Lopez Freijido
Master Public Affairs (Sciences-Po Paris/Columbia University)
Delfina es Licenciada en Estudios Internacionales (UTDT) y Magister especializada en Políticas Urbanas y Sociales (Institut d'Études Politiques de Paris/Columbia University). Incansable proclamadora del pensamiento sistémico y de que la política pública no se hace sólo en el sector público. Movilizando inversiones para una economía sustentable.
-A A +A
Mar, 18-07-2017

Del sentido común a la evidencia arrojada por recientes estudios, la riqueza que aporta la diversidad se muestra indiscutible. No obstante, los números y testimonios aún nos muestran tercos:

Las mujeres son responsables de dos tercios de las horas trabajadas mundialmente, sin embargo, sólo ganan una décima parte de los ingresos mundiales. A pesar de los varios estudios plasmando la correlación entre mayor diversidad de género y mejor rendimiento económico, la participación de mujeres decrece significativamente cuando escalamos los niveles de liderazgo. En base a las mil empresas cotizadas por Bloomberg LP, la representación promedio de mujeres fue de 23% en la alta dirección; 21% en los consejos directivos; 4% tiene un presidente femenino; y sólo el 3% tiene una CEO mujer. A este ritmo, llevará 100 años lograr cerrar la brecha salarial entre hombres y mujeres, y recién en 2027 veremos una participación del 30% de mujeres en los consejos directivos (reporte de la Iniciativa Para Mercados Bursátiles Sostenibles).

Afortunadamente, el ímpetu que ha tomado el debate sobre la diversidad de género en el último tiempo, la multiplicidad de acciones en diferentes niveles y sectores, la penetración de la tecnología de la comunicación, y la curva exponencial que suele representar a las olas de transformación, me hacen creer que podemos sorprendernos antes de lo esperado.

La diversidad comienza a imponerse en la demanda y estrategia tanto de empresas como inversores. Así queda plasmado en los Principios con Sentido Común para el  Gobierno Corporativo, firmados por los mayores asset managers y empresas cotizantes de EEUU. El activismo accionionario se ha manifestado también en pos de una mayor diversidad de género en los consejos directivos -entendiendo su importancia para generar valor en el largo plazo-.

Asimismo, se han creado estrategias de inversión y fondos cuyos mandatos específicos son invertir en empresas y proyectos que apoyan el avance de la mujer en todos los niveles económicos. Este enfoque atrae a un número cada vez mayor de personas, family offices, fundaciones, y fondos de pensiones que exploran cómo usar sus carteras de inversión para promover principalmente acceso a capital, mejores o iguales condiciones en el plano laboral, y productos y servicios para mujeres.

Por su parte, el avance en la integración de factores ASG (socio-ambientales y de gobierno corporativo) al análisis de riesgo y de oportunidades de inversión ha generado oportunidades de instalar la diversidad como proxy de buena gestión empresarial e inversora. Tanto los factores sociales como los de gobierno corporativo incluyen consideraciones de género.

Lo mismo ocurre con el avance de una mayor transparencia y reporting por parte de las empresas. Un gran paso a atestiguar se dará en Gran Bretaña, donde a partir de 2018 las empresas con más de 250 empleados deberán revelar el la brecha salarial entre géneros. Esto se da dentro de una tendencia más general de promover mayor transparencia, que como resultado permite avanzar cuestiones de igualdad y diversidad. Ejemplo de ello es la nueva regla que la Comisión de Valores de EEUU (Securities and Exchange Commission) sacó en 2015 obligando a las empresas cotizantes a revelar el ratio entre el sueldo del empleado mejor pago y el sueldo mediano.

Por nuestros pagos, el pasado 8 de marzo la Bolsa de Buenos Aires fue sede del toque de campana en conmemoración del Día Internacional de la Mujer, uniéndose a otras 40 Bolsas de Valores de todo el mundo en esta acción colectiva. No menor, esta acción se da de la mano de haber pasado a formar parte en 2016 de la Iniciativa Para Mercados Bursátiles Sostenibles.

Y todo esto en un mundo donde la tecnología conecta y moviliza personas, ideas y recursos a ritmos vertiginosos, dando lugar a una ineludible aceleración del crecimiento de la diversidad de género en los espacios profesionales y educativos en los diferentes sectores de la economía.

  • nah
  • mmm
  • aprobada
  • aplausos
  • ovación

Más en Bastión

BASTION en el mundo