Bastion Digital Argentina

Leé mejor, mirá diferente

Ingresá con

Esta noche volamos

Esta noche volamos

Damián Tullio
Trabaja con palabras

Damián Tullio nació en Lanús en 1985. Estudió Letras en la UBA. Publicó la nouvelle Algo que nunca le conté a nadie (Tenemos las Máquinas, 2013). 

Esta noche volamos

Damián Tullio Trabaja con palabras
Premiar a Dylan es digno de esta institución acostumbrada a llamar la atención con sus veredictos. Es un gesto que juega a dos puntas: por un lado, busca revitalizar la imagen de la Academia Sueca como el árbitro privilegiado de un canon literario de miles de años de historia; por el otro, busca hablarle a un público creciente que ya no se siente interpelado por el ritmo cansino del idioma de los libros y ofrece la imagen de una Academia aggiornada y atenta a lo nuevo. Aún si eso “nuevo” es un cantautor de 75 años.
Damián Tullio Trabaja con palabras
Una playlist breve y concisa de las diez canciones que mejor hicieron sonar mi 2015 parece lo más honesto que puedo ofrecer en una época donde todo el tiempo nos van renovando los términos del intercambio. No cedan como yo: en cada una de estas canciones hay discos estupendos para explorar y discografías enteras en las que perderse. Piénsenlo como hilos de los que tirar y ver qué pasa.
Damián Tullio Trabaja con palabras
Tengo una relación entre mística e inexplicable con el 2005: muchos de mis discos preferidos de todos los tiempos fueron editados ese año. Pero hay uno que excede mi misticismo personal. “Illinois”, de Sufjan Stevens, un disco total, definitivo, un artefacto cultural perfecto cuya su redondez reside en la fragilidad y desparpajo con la que está construido.
Damián Tullio Trabaja con palabras
Si van a ver a Beck por estos días van a ver también a Jason Falkner. Es un rubio que toca la guitarra. Esta ahí, a un costado, haciendo coros también, marcando el tempo de un banda que es un rejunte inteligente de un solista. Falkner tocó con todos, es una mano invisible del rock. Yo compraría una entrada de Beck sólo para verlo a él.
Damián Tullio Trabaja con palabras

Mantenete siempre así / en el filo largo entre el descuido y la anorexia / Siempre fatal / con un jean de Maria Cher de domingo / apretado y elegante / para que los chicos militantes / te deseen en secreto en el búnker / Te veo / Te juro que desde acá / ya te veo / eligiendo ropa para el domingo / moviendo la agenda / resaltando nombres probables / para desmantelar después de octubre.

Damián Tullio Trabaja con palabras

Un lunes cualquiera de octubre te levantás temprano y ves en la tele que anuncian el premio Nobel de medicina. Así, caés en la cuenta de que empieza la semana Nobel. Los martes entregan el de física y ahí la expectación es un poco mejor. Los miércoles el premio Nobel de química nos enfrenta con nuestra ignorancia. Para el jueves la expectación por el premio de literatura no es ni parecida, ni remotamente parecida, a la de las otras disciplinas.

Damián Tullio Trabaja con palabras

Cerati fue el último lujo que el rock de acá se pudo dar. El progresismo impidió que mucha gente se acercara a él porque nunca estuvo comprometido con lo nuestro. Nuestro, en rock, debería querer decir que hagamos todo lo que se nos dé la gana, aunque acá hay que meter un bombo legüero cada tanto para cubrirse. Cerati, dice el rock, no es rockero. Felizmente, digo yo.

Damián Tullio Trabaja con palabras

Hace tres años, Philip Roth decidió dejar de escribir para siempre. Tuvo la certeza esa de que el arte, la literatura, no sirve absolutamente para nada y a la vez es lo más importante del mundo. Y así la trató. Esa gente debe ser amiga nuestra aunque no la conozcamos. Todos nos merecemos, si queremos mimar un poco a nuestra inteligencia zarandeada, ir a parar a un párrafo de Roth para sentirnos mejor.

Damián Tullio Trabaja con palabras

MBV, el nuevo disco de My Bloody Valentine, es importantísimo porque es una promesa cumplida. Porque ante la certeza imperecedera de que nos mienten, se para erguido para decirnos que hay cosas que se dicen con sinceridad, y que valen la pena ser esperadas. Un disco memorable que anuncia que hay gente como Kevin Shields que puede trabajar quince años en algo que valga la pena.

Más en Bastión

BASTION en el mundo