Bastion Digital Argentina

Leé mejor, mirá diferente

Ingresá con

Walter Duer

Nací en Buenos Aires en 1974. Me dedico al periodismo desde 1992 y al periodismo de viajes desde 2004. Soy autor de Boca, el libro del Xentenario (Planeta, 2004), Marcados por el destino (Asunto Impreso, 2006), Manual del buen judío (Sudamericana, 2007), Judíos in love (Sudamericana, 2009) y Fulbo (Asunto Impreso, 2012), entre otros libros. 

Walter Duer Escribo viajando y viajo escribiendo
Si uno mira con atención el mapa de la ruta 40, en especial el fragmento que une El Calafate con Río Turbio, jura que El Zurdo es una localidad: está trazada con un punto, bastante grueso por cierto. Sin embargo, una vez allí, el conjunto urbano se compone de un hito puesto por la gente de Gendarmería, un cartel vial que indica la llegada a El Zurdo y un puente sobre un río que camina cansino hacia alguna dirección.
Walter Duer Escribo viajando y viajo escribiendo
Se dice que internet está matando a todos los intermediarios. Las agencias de turismo sufren el cimbronazo: los sistemas de reservas online de aerolíneas y hoteles, sumado a la competencia de las páginas de viajes donde se encuentra literalmente todo complica el negocio. ¿Se puede sacar partido en este contexto? Algunas empresas están virando hacia un modelo de “consultoría”, en el que ofrecen al viajante un plus que no podría conseguir por su cuenta.
Walter Duer Escribo viajando y viajo escribiendo
Uno llega a Tromsø (así, con la “o” final tachadita) como una excusa para otra cosa. Nadie visita esta ciudad en el norte de Noruega por ella misma. O lo hace para ver la aurora boreal en el invierno, cuando prácticamente no hay día, o para ver el sol de medianoche en verano, momento en el que casi no hay noche. Sin embargo, si uno se queda en ella lo suficiente, aprende a amarla.
Walter Duer Escribo viajando y viajo escribiendo
La zona del barrio Bellavista, en Santiago de Chile al pie del cerro San Cristóbal, vivió una transformación asombrosa en la última década. Se fue poniendo de moda y las antiguas, que solían utilizarse para vender artesanías y bijouterie hecha en base de lapislázuli (una piedra poco frecuente en el mundo, con importantes depósitos en el norte de Chile), fueron dejando lugar a restaurantes que se debaten entre la modernidad palermitana y el aire tradicional local.
Walter Duer Escribo viajando y viajo escribiendo
A diferencia de lo que ocurre con otros emplazamientos turísticos más populosos en República Dominicana, El Portillo es un remanso de tranquilidad: en las cercanías de sus playas hay un único gran hotel del tipo all-inclusive (el Bahía Príncipe) y algunas pocas propiedades de locales, como el complejo de casas Portillo Beach Club. Gracias a esto, es posible recorrer sus arenas blancas sin tener que chocar con otros visitantes cada dos pasos.
Walter Duer Escribo viajando y viajo escribiendo
Hacia 1970, Furio llegó de Italia hasta las Islas Galápagos para instalarse definitivamente. Primero, puso un restaurante, famoso en todo el archipiélago por incendiarse cada vez que Furio se ausentaba algunas semanas (lo que motivó todo tipo de especulaciones sobre sabotajes) y luego, en un terreno que adquirió junto a un inversionista inglés y que montó con un arquitecto ecuatoriano, montó las bases del hotel Royal Palm.
Walter Duer Escribo viajando y viajo escribiendo
Una de las cosas que más me gusta cuando llego a un hotel por primera vez es ver qué sorpresitas dejan en la habitación: algún bomboncito, frutas, un ticket con descuento para tomar un trago. En algunos hoteles me he encontrado con extravagancias. El Kaliko Beach, de Haití, tenía una advertencia: “No mate a las salamandras del baño, porque se comen a los mosquitos”. Y el Buena Vista Palace de Orlando, dejó un cartel al lado del agua: “No alimente a los cocodrilos”.
Walter Duer Escribo viajando y viajo escribiendo
La gran dificultad que tiene el occidental que visita China es la comunicación. No se trata solo del hecho de que pocos locales hablan el inglés, sino de que aún cuando sí manejan algún dialecto extranjero, tampoco se entiende del todo bien. Esta incomprensión idiomática tiene su tinte más dramático en las remeras con inscripciones en inglés, casi siempre con errores ortográficos.

Páginas

Más en Bastión

BASTION en el mundo