Bastion Digital Argentina

Leé mejor, mirá diferente

Ingresá con

Pablo Ottonello

Licenciado en Ciencias Políticas de la Universidad Torcuato Di Tella y Director Cinematográfico de la Universidad del Cine.
Pablo Ottonello Escritor y realizador visual
Hay un tipo de taxista predicador, agradecido de cómo su trabajo le ofrece un contacto verbal con el mundo. Ese tipo de taxistas están comprometidos con la educación sentimental de sus pasajeros. Su talento está en hacer un cálculo: qué anécdota contar para que el remate ⎯el clímax del tercer o quinto acto⎯ coincida con el momento en que el pasajero busca la plata en la billetera, ya en la intersección final del viaje. Esas anécdotas tienen una moraleja simple pero rendidora.
Pablo Ottonello Escritor y realizador visual
Un viernes de octubre, en el tercer piso de la Universidad, conocí a la mandolinista. Cantó una canción y se acompañó con un instrumento que muchos confundieron con un banjo. Cuando terminó de tocar, me acerqué. Le dije a la mandolinista que había sido músico. Soy ex guitarrista, le dije. No sé por qué me creyó. Quizás porque insistí demasiado y los iowanos son muy amables.
Pablo Ottonello Escritor y realizador visual
Te lo tengo que decir así, como se dicen las cosas sinceras. Tomalo, si querés, como una declaración de amor. Te voy a extrañar. A mi manera, aunque no puedo decir por qué, sentí que éramos amigos. Me la pasé escribiendo cosas sobre vos. No sé por qué, Cristina, pero soñé muchas veces con vos. Eran sueños eróticos sin sexo.
Pablo Ottonello Escritor y realizador visual
Siempre escribo de lo mismo: la sorpresa de ver una mujer. Una variante orgánica del amor. Tengo ese miedo atroz de ser un hombre vacío y leve. ¿Te pasó alguna vez? Parafraseándote, Ozzy, yo pienso que vos sos puro “artfulness”. Que vos, callada y hostil y casi asquerosa conmigo, sos fiel a la idea de que “it´s art to conceal art”, es decir, es arte esconder el arte. Por eso, pura conservación, nunca me diste pelota. Fijate cómo un argentino nunca se resigna, nunca acepta el rechazo de una mujer.
Pablo Ottonello Escritor y realizador visual
Anoche fuimos al Fox Head, el bar de los escritores de Iowa City, porque en el fondo cada uno de nosotros, estoy seguro, cree que estando ahí, respirando ese aire sucio, mejoramos la capacidad literaria. Lo que pasa con los escritores, dice mi maestro el poeta argentino, es que se creen más importantes que el resto de las personas, y eso es un error, porque en el mundo estamos lo que dura una lluvia.
Pablo Ottonello Escritor y realizador visual
En su muestra “Ahora debe estar ocurriendo lo mejor, pero me daré cuenta más adelante”, Isabel Peña juega a imaginar un límite híbrido entre el referente y la intervención, pero a la vez lo hace público, lo muestra y lo incluye como parte de la obra. Entiende que las artes plásticas pueden usarse para construir una dispersión, para ir en contra de la claridad, y que eso sea hermoso.
Pablo Ottonello Escritor y realizador visual
Habla volando. Podría ser un biguá que chapotea sin pifiar consonantes. Me gustan las mujeres que hablan así. Sin escatimar saliva para la pronunciación. Ella entiende que hablar es un acto hidráulico. Pipernella, hembra italiana de un pipernel. Así le digo yo. Así le dirían los ornitólogos, profesión a la que no me animé. Si puedo aventurar, para mí todos los ornitólogos son un poco poetas.
Pablo Ottonello Escritor y realizador visual
Jiri Kovacic, argentino de padres polacos, se llamaba a sí mismo documentalista. Le gustaba enumerar las virtudes que exigía su trabajo: el poder de observación, la sensibilidad para hablar con la gente y esa cosa aventurera que tienen algunos buenos camarógrafos. Pasó la mayor parte de su vida en la organización de programas de cocina, noticieros de espectáculos y programas de entrevistas filmados en estudio. No le puedo negar el derecho a embellecer su propia biografía. Quién no miente un poco cuando le toca presentarse.
Pablo Ottonello Escritor y realizador visual
Esteban Seimandi se despierta a las cinco y cuarto de la mañana para escribir. A las siete y media ya tiene cocinadas las dos o tres páginas que le permiten sentir que tiene un lugar nítido en la cadena productiva. Después revisa el trabajo del bunker donde componemos haikus para un candidato presidencial. A la noche lee, ve películas, y anota tramitas posibles para una serie de ciencia ficción. Todo el mundo se pregunta cuándo Seimandi hace todas esas cosas.
Pablo Ottonello Escritor y realizador visual
Mi amigo Pablo Hopenhayn me dio una listita de óperas para empezar mi educación musical. Aclaró que en Wagner y Strauss, si ponía atención, iba a notar un método compositivo que dilataba las resoluciones (los quinto-primero de la música tradicional), y que eso, aletargar las resoluciones, moverlas, postergar y modular, llevaba el nombre de “La Gran Línea”. -La vida, es una Gran Línea: yo lo vivo así- dijo Hopenhayn. Esa semana, tratando de escuchar los patos insanos de Strauss y Wagner, empecé a entender.

Páginas

Más en Bastión

BASTION en el mundo