Bastion Digital Argentina

Leé mejor, mirá diferente

Ingresá con

José Raúl Moyano

En 1935, en el “American Journal of Medical Sciences” W. Cannon habló por primera vez sobre una “reacción de alarma” relacionada con el sistema nervioso simpático. En 1936 H. Selye, a quien hoy conocemos casi como el padre del stress, utilizó y amplió esta descripción inicial refiriéndose a “síndrome general de adaptación”,  aunque el término “stress” se acuñó sólo años después. Selye nunca obtuvo un reconocimiento como el del Premio Nobel de Medicina, pero tuvo una repercusión significativa en su época, convirtiéndose en uno de los iniciadores de una nueva especialidad integrativa de la medicina, conocida hoy como psico-inmuno-neuro-endocrinología. Selye comprendió que la dualidad cartesiana mente–cuerpo se trata en realidad de una unidad indisoluble.

Más en Bastión

BASTION en el mundo